Ha sido de mucha bendición para nosotros contar con la visita de nuestro Pediatra, Dr. Gary Harding y su esposa Ouida, quienes permanecieron durante tres semanas con nosotros. El Doctor junto a nuestra enfermera Suyapa Guardado y las voluntarias Rachell Pratt y Lauren Wahlen visitaron muchas aldeas afectadas por la extrema pobreza en las montañas circunvencinas, en busca de niños desnutridos. Los tres nuevos pacientitos ingresados en la Casita Feliz, fueron producto de estos esfuerzos. Es impresionante ser testigos del inmenso deseo que Dr. Harding muestra por ayudar a rescatar a estos pequeños del hambre y la miseria.